Acoso sexual laboral. Te asustará lo común que es

Inicio » Derecho Laboral » Acoso sexual laboral. Te asustará lo común que es

El acoso sexual laboral es tristemente común. Como ya lo habíamos visto en la entrada de acoso moral, el acoso sexual en el lugar de trabajo, es una de las formas de esta triste práctica. Abordar esta situación es importante para aprender a prevenirla y  para ayudar a quien la padezca. 

¿Qué dice la OIT sobre acoso sexual laboral?

En los lugares de trabajo, son las mujeres las más afectadas de sufrir acoso sexual. Por este motivo se ha abordado el tema desde la perspectiva de discriminación de género.

Debemos tener claro, que esta es una forma específica de violencia contra las mujeres. Corresponde a todos velar porque se condene esta práctica.

La  Organización Internacional del Trabajo, OIT, ha definido el acoso sexual como:

comportamiento en función del sexo, de carácter desagradable y ofensivo para la persona que lo sufre. Para que se trate de acoso sexual es necesaria la confluencia de ambos aspectos negativos: no deseado y ofensivo.

Acoso sexual laboral
Las mujeres son las más afectadas por esta situación. Es por esto que este tema se ha tratado como discriminación de género.

¿Qué comportamientos se constituyen en acoso sexual laboral?

Analicemos los comportamientos con los que se presenta, teniendo presentes los lineamientos de la OIT:

  • Físico: violencia física, tocamientos, acercamientos innecesarios.
  • Verbal: comentarios y preguntas sobre el aspecto, el estilo de vida, la orientación sexual, llamadas de teléfono ofensivas.
  • No verbales: silbidos, gestos de connotación sexual, presentación de objetos pornográficos.

La Organización Mundial del Trabajo establece que el acoso sexual laboral puede presentarse de dos maneras:

  1. Quid Pro Quo: Cuando se condiciona a la víctima con la consecución de un beneficio laboral, para que acceda a comportamientos de connotación sexual. Los casos más comunes son: aumento de sueldo, promoción o  incluso se condiciona la permanencia en el empleo.
  2. Ambiente laboral hostil:  En este la conducta da lugar a situaciones de intimidación o humillación de la víctima.
Rechacemos el acoso sexual laboral
Debemos velar por la seguridad de todos en el trabajo y por un ambiente de sana convivencia.

El acoso sexual se puede presentar desde palabras subidas de tono por la apariencia o forma de vestir, hasta abusos físicos. Lo anterior sin que se pueda limitar el mismo, a acercamientos o contactos físicos.

Incluye cualquier acto que represente un requerimiento de carácter sexual indebido, el cual se puede materializar a través de:

  • Propuestas verbales o escritas.
  • Por medio de cartas.
  • Correos electrónicos.
  • Mensajes de texto.
  • Mensajes de whatsapp.
  • Llamada telefónica, entre otros.

¿Puede considerarse este acoso como «coqueteo» o «galantería»?

Es muy común que el acoso sexual se pretenda confundir o darle el título de «galantería» o «coqueteo». No puede perderse de vista que en los casos de acoso sexual laboral, la persona o sujeto pasivo que lo sufre, siente que no es de su agrado, no lo desea, no lo tolera.

Por lo anterior resulta más que claro, que es la persona la que establece y delimita que comportamiento aprueba y cual le resulta:

  • Intolerable.
  • Atentatorio de sus derechos.
  • Le logra perturbar en su trabajo.
Acoso sexual laboral, mobbing laboral, acoso laboral
Al final del post compartimos algunos resultados de estudios  sobre el acoso sexual en el lugar de trabajo.

Desde el punto de vista del Derecho Laboral, el acoso sexual es una justa causa para dar por terminado el contrato de trabajo a la persona que lo produce. También puede constituirse en delito penal.

Los actos de acoso sexual provienen de los empleadores o representantes de los mismos. Por tal razón, la persona que es víctima, al ser una subalterna, oculta esas conductas que no tolera, que no son deseadas y además ofensivas.

Este ocultamiento se da por el miedo al despido o a que no sean escuchadas sus quejas.

Como dijimos anteriormente, estos actos se tratan de hacer pasar por «galanterías». Inclusive, quienes ejercen al acoso sexual laboral, también se refieren a estos actos como “coqueteo”. 

Estadísticas y estudios sobre estas conductas de acoso:

Al analizar la información de diferentes estudios, se puede constatar que las mujeres son más afectadas por el acoso sexual.

En una encuesta realizada en el 2018 en los Estados Unidos por el movimiento Stop Street Harassment, se encontró que el 81% de las mujeres y el 41% de los hombres que participaron del estudio; habían sufrido acoso sexual.

Para el caso de las mujeres, estas  habían sufrido el acoso en modo de:  

  • 77% acoso verbal.
  • 51% toqueteos inapropiados.
  • 41% ciberacoso.
  • 34% acoso físico.
  • 30% roces genitales.
  • 7% violación.

En el caso de los hombres,  se había sufrido la conducta en el siguiente orden:

  • 34% acoso verbal.
  • 22% ciberacoso.
  • 17% toqueteos inapropiados.
  • 12% persecución física.
  • 12% roces genitales.
  • 7% violación.

Otro punto a analizar, es que la Equal Employment Opportunity Commission (EEOC) de los EU, reporta que se reciben anualmente 12.000 casos, incluyendo situaciones de acoso sexual.

De estos casos, el 16% son presentados por hombres. Lo cual confirma que las mujeres son más vulnerables ante el acoso.

Con el paso del tiempo y gracias a la mayor visibilidad de esta situación, muchas mujeres se sienten más cómodas para hablar del tema.

Cerca del 60% de las mujeres encuestadas en un estudio del 2017, manifestaron que se sienten más apoyadas para hacerlo. El hecho de ver que los abusadores pueden ser juzgados también ha fortalecido las denuncias.

¿Qué Abogado contratar en casos de Acoso Sexual Laboral?

De acuerdo a lo expuesto en este artículo, tenemos que al darse en un ambiente laboral, un Abogado de esta área puede asesorar y representar a quién lo requiera.

Si el caso es más grave y se da acceso carnal violento, es recomendable llevar el caso a instancias penales con un Abogado Criminalista o penalista.

Entre todos podemos contribuir a un ambiente laboral sano y seguro. Cualquier persona puede ser víctima de estos actos que debemos rechazar.

Nuevas generaciones y movimientos como Me Too, van haciendo más visibles los casos de acoso. Esto ayuda a sensibilizar a la sociedad respecto al tema.

__

Recuerda que siempre puedes escribirnos a nuestro correo info@justiciaabierta.com con los comentarios que puedas tener.

Gracias por leernos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.